martes, 2 de octubre de 2007

Quiero

Quiero pisar el andén de estaciones naranjas, quiero su reflejo en la ventanilla del último tren, quiero vestir el disfraz de un nuevo idioma, quiero espiar la sonrisa de mil extraños, quiero hablar con la piel, quiero el cansancio de una noche blanca, quiero el abrazo de alguien a mil kilómetros de distancia, quiero soñar su encuentro, quiero beber del sol.

10 comentarios:

Dressan dijo...

Solatz,
solo con que hubieras puesto un solo y primer "quiero" hubiera sido casi perfecto.
Al leerlo me ha recordado a la forma de truco que emplean los políticos para llenar el tiempo en sus mítines.
No te lo tomes a mal, pero he de ser sincero.
Saludos.

0nironauta dijo...

Tienes suerte, parece que no te hacen la típica alabanza de "me ha encantado lo que has escrito".

Es un tipo de comentario que debe apreciarse...

0nironauta dijo...

Por cierto, a mí sin embargo el texto me parece muy completo, los mítines suelen ocupar varios folios dando el coñazo con lo mismo. Repetir el quiero me parece más un recurso literario que un truco, dressan ;)

Solatz dijo...

La verdad, agradezco este tipo de comentarios. Creía que no, pero me está motivando esto de la bloggosfera Un abrazo.

ÍCARO dijo...

Bebe del sol,el Grial te está llamando.A Ti.

Solatz dijo...

Un abrazo desde muchos kilómetros de distancia, os añoro.

Ag:ila Lunar dijo...

"Quiero" puede ser la palabra más egoísta y posesiva, pero tu rehiteración pide que pases por alto esos adejtivos, que los anules poco a poco para disfrutar su significado más romántico y sumergirte de lleno en el resto del distante contexto... como la misma noche que describes... lejana pero aún blanca.

Ag
(Primeriza en bloggs, ;)

Solatz dijo...

Bienvenida a mi burbuja, señorita, un placer tenerla por aquí.

Ag:ila Lunar dijo...

Un placer para mi tambien... si sigo apareciendo por aqui, es porque tu sigues escribiendo... asi que ya sabes lo que tienes que hacer, a parte de venir a Berlin ;)!

Un besazo
Ag

Golfo dijo...

Leches, solatz.
Puto poetazo de mierda...
vestir el idioma, para desnudar a nuestras presas, como una jauría.
Como una alegre jauría.